La Piscina Municipal albergó la tradicional comida que organizada en junio el Consejo del Centro de Mayores

A la derecha, de pie, Rafael Blanco del Moral, Vicente de Gregorio y Ricardo Ruiz, saludando a un grupo de mayores.El delegado provincial de la Consejería de Salud y Bienestar Social de Castilla-La Mancha, Ricardo Ruiz, junto a miembros de la Corporación municipal de Almodóvar del Campo, con el alcalde Vicente de Gregorio a la cabeza, han compartido con unas 350 personas el almuerzo de convivencia organizado por el Consejo del Centro de Mayores de esta localidad ciudadrealeña.

Su presidente, Rafael Blanco de Moral, ha destacado precisamente el espíritu de convivencia que se comparte en estas citas que anualmente tiene lugar cada mes de junio, en los espacios de sombra de la Piscina municipal.

La jornada, que tenía lugar el pasado viernes 4 de junio, se abría temprano, con chocolate y churros, con los que tomar fuerzas para la mañana. A partir de entonces, un grupo de mayores se dispuso a preparar la caldereta de ternera, con un centenar de kilos, de la que darían cuenta los presentes junto a bebida y limonada artesanal preparada también por miembros del Consejo almodovareño.

Durante su presencia, tanto el alcalde como el delegado provincial de Salud y Bienestar Social tuvieron ocasión de intercambiar impresiones con los presentes y responsables de este amplio grupo de vecinos, que también contaron con la presencia de representantes de otros centros de mayores del entorno y de miembros de otros colectivos locales.

Ruiz destacó  que este encuentro distendido era una forma relajada de “tener conocimiento de lo que les preocupa, para intentar resolverlo conjuntamente con el Ayuntamiento de Almodóvar”, reconociendo el delegado que “estos mayores han trabajado y se han esforzado mucho durante su vida y ahora requieren de que nosotros nos volquemos con ellos para que tengan la mejor calidad de vida posible”. En este sentido abundó en que la localidad almodovareña “tiene un compromiso muy importante con los servicios sociosanitarios y el alcalde es un claro exponente y está muy preocupado, por lo que siempre hablamos de cómo poder mejorarlos”. El Centro de Día, “que estamos mejorando porque queremos que reúna las mejores condiciones posibles” en palabras de Ruiz, los servicios de estancias diurnas, el Plan Concertado, los programas de envejecimiento activo, son en Almodóvar del Campo “un abanico de actuaciones que desde el Gobierno de Barreda estamos llevando a cabo para estos mayores”, apuntando también el delegado provincial a la dotación concertada con la Residencia de la tercera edad de la localidad o la aplicación de la Ley de Dependencia.

Por su parte, Vicente de Gregorio reconoció que en su línea de trabajo las personas mayores son un grupo importante “al que debemos tener muy en cuenta, por lo que les prestamos la máxima atención y desde este equipo de Gobierno el trabajo con delegación es estrecho, perenne y diario”. El alcalde almodovareño reconoció estar “muy satisfecho” por lo que a este respecto se hace en la localidad, asegurando que “vamos a seguir así, porque es hora de que estas personas vivan bien”.

Una de los objetivos de Rafael Blanco del Moral, que compatibiliza su responsabilidad al frente del Centro de Mayores y de la Unión Democrática de Pensionistas ‘Valle de Alcudia’ es disponer de un local amplio y adecuado para poder ofrecer servicios de podología y fisioterapia y de ahí que apele a la sensibilidad de los cargos políticos para ver cumplida esta necesidad.