Esta mañana se ha firmado el acta de replanteo que ya posibilita el inicio de las obras del Centro Multifuncional

Un momento de la reunión celebrada esta mañana en el despacho de Alcaldía por parte de autoridades y técnicos. En la mañana de este jueves, 25 de marzo, ha tenido lugar la firma del acta de replanteo de las obras del Centro Multifuncional Cultural de Almodóvar del Campo, un recinto que vendrá a satisfacer una de las infraestructuras que venían siendo más demandadas en esta población ciudadrealeña, dado que posibilitará un moderno espacio capaz de acoger diferentes espectáculos y citas al aire libre, compatibilizando también sus múltiples usos socioculturales con la amplia tradición taurina de que hace gala el municipio cada mes de septiembre.

La firma del preceptivo documento administrativo, que da el pistoletazo del salida al inminente inicio de las obras, ha tenido lugar en el transcurso de una reunión de trabajo en la que han tomado parte el alcalde almodovareño, Vicente de Gregorio, junto a otros miembros de su equipo de Gobiernoo; varios representantes de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, como el director general de Promoción Cultural, Rafael de Lucas o los delegados provinciales José Fuentes y Carmen Teresa Olmedo; así como responsables de Tragsa, empresa que va a llevar a cabo la ejecución y coordinación de unos trabajos cuya dirección de obra se ha encomendado a Elena Hernández, arquitecta municipal.

De Gregorio ha expresado su satisfacción por haber visto cubierto el requisito más importante para el desarrollo del Centro Multifuncional Cultural, tras varios meses de trabajo y puesta en común de los necesarios cauces administrativos por ser ésta una infraestructura compartida en su financiación con el Gobierno de Castilla-La Mancha. “Este momento supone hacer una realidad el compromiso que adquirió nuestro presidente Barreda cuando, hace ahora un año, dijo aquí en Almodóvar que este recinto sería una realidad”, ha indicado el primer edil, quien ha confirmado que mañana mismo ya se estarán planificando sobre el terreno los procedimientos técnicos de ejecución.

Para la puesta en marcha de las obras, en la que también tomarán parte empresas de la localidad y vecinos en situación de desempleo para “beneficiar también así a nuestro municipio con esta importante inversión”, el equipo de Gobierno ha debido satisfacer varios trámites a nivel consistorial. El último se superaba el pasado martes con la aprobación en Pleno extraordinario de diversas autorizaciones. Sobre este particular Vicente de Gregorio ha querido dejar muy claro que “el Partido Popular de Almodóvar del Campo no quiere este nuevo edificio público en nuestro pueblo, pues ha puesto muchas piedras en el camino durante todo este tiempo y lo rubricó nuevamente el otro día votando en contra en la reunión plenaria de toda la Corporación”.

La ejecución del nuevo Centro Multifuncional Cultural de Almodóvar del Campo es compatible con las vigentes Normas Subsidiarias del municipio, dado que en uno de sus apartados se contempla la edificación de construcciones de ‘tipo no previsto’ para usos de ‘carácter especial’, algo a lo que responde la filosofía y naturaleza del nuevo recinto cuyo proyecto, además, cuenta con todos los parabienes de la Comisión Provincial de Urbanismo.

La ejecución  de las obras responde a un convenio de colaboración entre el Gobierno de Castilla-La Mancha y el Ayuntamiento de Almodóvar del Campo, en el que se presupuesta un montante financiero de 2.605.099,92 euros, de los cuales el 7,678% (unos 200.000 euros) serán aportados por la Administración local, destinando a ello partidas previamente consignadas por la Diputación Provincial de Ciudad Real y que el Consistorio va a dedicar en esta ocasión a la referida infraestructura.

Como se recordará, el recinto fue diseñado por el estudio Viada Arquitectura radicado en Puertollano, que se alzó con el premio del concurso de ideas convocado ‘ex profeso’ en 2008 por el Ayuntamiento almodovareño. El trabajo ganador, denominado ‘Ovo’, contemplaba un aforo de 4.000 plazas con un 70% de su graderío en zona de sombra conforme al vanguardista diseño realizado por los arquitectos Aphat Amonarraiz Arcos y Miguel Ángel Cuesta González de la Aleja.