El nuevo CAI septuplicará el actual cupo de plazas y satisfará toda la demanda de atención a la infancia

Zona en la que se levantará el nuevo Centro de Atención a la Infancia almodovareño. A las familias almodovareñas con hijos de hasta tres años de edad está enfocado un proyecto que va a ejecutar durante este año el Ayuntamiento de esta localidad ciudadrealeña, dado que se ha dado luz verde a la construcción de un nuevo y mayor Centro de Atención a la Infancia en sustitución del actual, que opera con apenas una docena de plazas en dependencias municipales de la calle Corredera.

El proyecto en el que actualmente trabaja la arquitecta municipal contempla una septuplicación de la oferta vigente, con mayor número de aulas conforme a la normativa que rige para estos recursos y la dotación de servicio de comedor que será algo totalmente novedoso en la localidad. El presupuesto total de construcción ascenderá a 436.049,18 euros, financiados con cargo a parte de la partida reservada por el Gobierno central dentro del actual Fondo Estatal para el Empleo y la Sostenibilidad Local.

La intención con la que se acomete esta infraestructura es, como bien dice el alcalde, Vicente de Gregorio, “satisfacer toda la demanda de plazas para el CAI que hay en nuestra localidad, que es alta”, de ahí que fuera ya algo que recogiese en el programa electoral con que concurrió a los pasados comicios municipales.

Según ha explicado De Gregorio, el futuro CAI que será ejecutado a lo largo de los próximos meses se ubicará en el patio del antiguo cine de verano que linda al Colegio-Cooperativa ‘Maestro Ávila y Santa Teresa’, cuyo equipo directivo ha estado de acuerdo en revertir a la titularidad consistorial parte de este espacio que se viene utilizando como lugar de recreo de sus alumnos. Es por ello que el alcalde quiere expresas públicamente su disponibilidad y comprensión ante esta iniciativa.

Dado que no toda la superficie será ocupada por el referido CAI, pues de los aproximadamente 1.200 metros cuadrados con que se cuentan se utilizará  a lo sumo un millar, la parcela seguirá utilizándose como lugar de juego de estos escolares, tal y como se acordó en los contactos mantenidos por los responsables municipales y los del citado centro educativo, al cual el Ayuntamiento cedió en su día este terreno para el uso y disfrute comentados.

Conforme a la normativa del nuevo ‘Plan Zapatero’ la ejecución debe está concluida dentro del actual ejercicio, de manera que una vez recepcionado el edificio por parte del Ayuntamiento, se trabajará en su dotación y equipamiento y se habilitarán los cauces de gestión que correrán a cargo de los servicios municipales acogiéndose a las subvenciones que para estos menesteres establece la Administración autonómica.

El primer edil ha remarcado que con este nuevo Centro de Atención a la Infancia se verá satisfecha toda la demanda existente en la población y por eso “no tiene ningún sentido seguir invirtiendo en el actual recinto”, que apenas dispone de 40 metros cuadrado y en el cual en su día el Ayuntamiento ya ejecutó las adaptaciones a normativa exigidas en la materia para garantizar su correcto funcionamiento. Por todo ello se desestimó la primera opción apuntada por el grupo municipal popular que, incluso en nota de prensa difundida el pasado mes de diciembre, instaba a la “rehabilitación del edificio, casa de Francisco Laso, con la finalidad de ampliar el número de puestos escolares infantiles”. Dado que sus dimensiones y barreras arquitectónicas no garantizan la aprobación por parte de la Consejería de un número de plazas mucho mayor que el actual, la propuesta fue desechada por el Equipo de Gobierno, que ya venía apostando por el nuevo recinto que gozará de todos los parabienes y servicios para el cuidado de los menores de 0 a 3 años.

Una vez sea trasladado el servicio a nuevo inmueble, las citadas dependencias de la calle Corredera se destinarán a otros servicios de interés para la población.