La red municipal de caminos ha sufrido graves daños a consecuencia de los temporales que se han sucedido

Fotografía de la infraestructura hidráulica en el manantial que facilita agua a los habitantes de Veredas.Los caminos están siendo en Almodóvar del Campo la principal infraestructura que se está viendo seriamente afectada por los temporales de lluvias que se vienen sucediendo desde finales del pasado año 2009. El término municipal de esta localidad ciudadrealeña es el mayor de toda Castilla-La Mancha, con sus 1.200 kilómetros cuadrados y más de 1.600 kilómetros de caminos, de ahí la importancia estratégica de estas rutas tradicionales, que suelen enlazar también con carreteras comarcales o provinciales, articulando así una red de comunicaciones con fincas ganaderas, explotaciones agrícolas, o núcleos pedáneos.

Almudena Correal, primera teniente de Alcalde del Consistorio almodovareño, ha explicado que “prácticamente todos los días recibimos a vecinos y propietarios de fincas en el Valle de Alcudia que se encuentran afectados por esta situación, manifestando sus quejas por el deterioro de los caminos”. Sin embargo, no será hasta cuando deje de llover y el agua los deje al descubierto cuando se pueda comprobar realmente qué daños han sufrido, haciendo entonces la correspondiente valoración. Hasta entonces, lo que cierto es que “algunos están ya deteriorados completamente y son impracticables”, indica la concejala.

Se da la circunstancia de que el Ayuntamiento invirtió el pasado año 2009 más de 80.000 euros procedentes del Plan E nacional de ese año para el arreglo y mantenimiento de estas rutas, además de dedicar la maquinaria de la Diputación Provincial para hacer lo propio en las pedanías. A partir de ahora, refiere Correal, el Ayuntamiento trabaja en encontrar las vías financieras y medios necesarios para poder acometer las imprescindibles reparaciones. En este sentido, “ya hemos puesto en conocimiento de otras administraciones nuestra situación para recabar su apoyo y que con los recursos de que disponen puedan llevar a cabo las acciones que posibiliten la normalización”.

El arreglo de caminos ha sido el único paquete del Fondo Estatal de 2009 que se ha visto afectado por estos temporales, dado que a comienzos de diciembre la treintena de proyectos financiados por el Ejecutivo central estaba totalmente ejecutada. El temporal, en cambio, sí ha afectado al normal desarrollo del Plan de Aldeas de la Diputación ciudadrealeña, cuyos trabajos se han suspendido en algunas pedanías ante la imposibilidad de realizar las acciones previstas.

Abastecimiento de agua potable
Al margen del problema con los caminos, en el anejo de Veredas las escorrentías alteraron también la calidad del manantial que permite el abastecimiento de agua para el consumo doméstico, dado que presentaba cierta turbidez que impedía hacer un uso normalizado de la misma.

Esta incidencia ha venido siendo atajada mediante el abastecimiento de cisternas hasta el depósito de 15.000 litros que conduce el agua a los domicilios. Paco Bermejo, concejal de Obras, explica que en las analíticas que constantemente efectúa Aquagest como firma concesionaria del servicio municipal de aguas, se apreció una variación de ciertos índices que aconsejaron la interrupción del bombeo desde el manantial. Acto seguido se procedió a la limpieza del depósito con la intención de dejarlo en perfectas condiciones para recibir el agua potable del transporte en cisterna, acción que ha sido agradecida por el edil al Consorcio de Emergencia.

Con el fin de paliar esta situación el Ayuntamiento pondrá en marcha unas nuevas captaciones en localizaciones distintas a la del actual sondeo, en zonas a mayor altura y donde se garantice que la presencia de lluvias no altere lo más mínimo la calidad del agua de Veredas. Se trata de un proyecto que ya estaba diseñado en los meses previos pero cuya ejecución se ha tenido que retrasar, precisamente, a consecuencia de este temporal. Acciones similares sí dio tiempo a llevar a cabo en otras aldeas como La Bienvenida, Valdeazogues y Retamar.

Por otro lado, el temporal causó también dificultades alternas en el entorno de la pedanía de Tirteafuera, porque el río que lleva su nombre se ha llegado a desbordar en momentos puntuales, quedando la carretera que conduce a Cabezarados casi impracticable, en función de que el volumen de agua llegase a superar el cauce natural del curso fluvial.

También se registraron complicaciones a consecuencia de las lluvias en el túnel de Minas Horcajo y el Ayuntamiento tuvo que intervenir en Almodóvar del Campo en algunos edificios públicos y en fachadas de otros privados para evitar que posibles desprendimientos pudieran afectar a la integridad de personas o bienes.