El alcalde se congratula de la agilización en la construcción de la nueva depuradora de aguas residuales

Vicente de Gregorio, alcalde de Almodóvar del Campo.La necesaria puesta en marcha de una Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) destinada a los vertidos líquidos que se producen en la población ciudadrealeña de Almodóvar del Campo está más cerca, una vez que la Delegación Provincial de Industria, Energía y Medio Ambiente de Ciudad Real ha resuelto que, de cara a la ejecución de este proyecto promovido por la entidad pública Aguas de Castilla-La Mancha, no es necesario aplicar un procedimiento reglado de evaluación del impacto ambiental.

Sí se establece una serie de prescripciones a desarrollar por parte de la entidad encargada de su ejecución pero, en cualquier caso y como bien ha destacado el primer edil almodovareño, “el hecho de que no haya que esperar a elaborar una DIA y a ver cómo se resuelve, adelanta considerablemente la puesta en marcha de una depuradora que es muy necesaria para adecuarse completamente a la normativa en esta materia medioambiental”.

Vicente de Gregorio ha recordado que en la población se construyó hace ya años una estación para el tratamiento de las aguas residuales que nunca llegó a funcionar como corresponde y, por eso, “la próxima disponibilidad de esta nueva EDAR es una buena noticia porque, además, el proyecto contempla un tratamiento de volumen de aguas capaz de atender todo el que genere nuestro próximo polígono industrial”.

Como es sabido, la redacción del proyecto de construcción fue adjudicada por Aguas de Castilla-La Mancha a la firma consultora catalana Auditorías e Ingenierías SA, AUDING, por un valor de 73.181,67 euros. Lo que hace ahora la autoridad competente indicando que no es necesaria evaluación de impacto ambiental es establecer una serie de medidas preventivas y correctoras para ejecutar el correspondiente proyecto.

Se trata de 25 acciones encaminadas al respeto de vecinos, animales y entorno. Entre lo más destacado cabe indicar que se insta a la realización en la zona de un estudio de afección al patrimonio histórico; impedir arrastres de material a los cursos fluviales, algo que ha de completarse con la plantación en las riberas de especies arbustivas propias; en cuanto a instalaciones eléctricas aéreas se establecen medidas de protección de la avifauna, como salvapájaros; la elección para las edificaciones de elementos que favorezcan una integración paisajística; o medidas de ahorro en alumbrado de las instalaciones.

Esta nueva infraestructura, que se ubicará adyacente a la antigua instalación, está diseñada para tratar un volumen diario de 5.875 metros cúbicos al día, capacidad más que suficiente como para absorber incluso el caudal que genere el vecino municipio de Argamasilla de Calatrava. Así, la población de diseño de esta EDAR es de 23.500 habitantes equivalentes.

El conjunto tiene una superficie de 0,79 hectáreas, de la cual será ocupada por la obra proyectada una superficie de 0,62 hectáreas. La parcela donde se situará la EDAR dispone de toma de agua potable y electricidad, y el acceso se realiza a través de caminos rurales. La distancia de la EDAR al casco urbano de Almodóvar del Campo es superior a 1.100 metros.

La evacuación de las aguas residuales de Almodóvar del Campo se realizará mediante la reposición del actual colector de 600 mm de PVC, que discurrirá paralelo al arroyo del Lino y al colector entrante desde Argamasilla de Calatrava. El vertido final de las aguas depuradas se realizará en el arroyo del Lino, que linda con la EDAR.