La Plaza Mayor abriga la interesante exposición ‘La Guerra de la Independencia en Castilla-La Mancha’

La Plaza Mayor de la localidad ciudadrealeña de Almodóvar del Campo acoge estos días la interesante exposición ‘La Guerra de la Independencia en Castilla-La Mancha’ que, en conmemoración del bicentenario de estos hechos históricos de resistencia ante la invasión de las tropas napoleónicas, está itinerando por diversas localidades de la comunidad autónoma.

Se trata de una muestra innovadora y atractiva que, enmarcada en la programación de Otoño Cultural 2009 y en colaboración con la entidad Quijote 2005 y la Consejería de Cultura, llena ya este emblemático espacio público con cubos informativos de dos por dos metros, así como otras dos reproducciones de un dragón francés y un guerrillero español a caballo.

Según ha explicado la concejala de Cultura, Marta Sendarrubias, “la muestra es tan interesante que hemos reunido ya a estudiantes de centros educativos de la población para que puedan conocer de esta manera los hechos más significativos y destacados de esta contienda que, por cierto, también influyó en nuestra población hace ya dos siglos”.

El recorrido por la muestra se inicia con datos demográficos sobre el contexto histórico de España, que en aquella época contaba con once millones de habitantes, de los que algo más de un millón residían en el actual territorio de Castilla-La Mancha. Casi el 90% de la población era analfabeta y vivía en el campo, sujeto al régimen de vasallaje, según el cual eran los señores los que nombraban a los alcaldes e impartían la justicia.

La muestra enseña cómo todo el país se puso en pie para luchar contra el invasor francés en un proceso de rebelión popular al que Castilla-La Mancha no fue ajena, dado que entre pueblos y ciudades fueron muchos los que no dudaron en tomar las armas contra las tropas napoleónicas, que constituían sin duda el mejor ejército de su tiempo.

Los paneles colocados en cada una de las caras de los cubos analizan la sociedad de la época, así como las principales acciones militares que tuvieron lugar en Castilla-La Mancha. También son destacables los perfiles de los principales personajes que participaron en la lucha, especialmente el de los guerrilleros castellano-manchegos y las consecuencias de la contienda, entre las que figuran la abolición de la Constitución de Cádiz de 1812, el empobrecimiento de España o la independencia de las colonias.

También se explica que son años que, por otra parte, también supusieron la llegada de no pocas novedades positivas para el país, así como una profunda renovación de las ideas sobre la sociedad, la ciencia y el arte.